¿Trabajo hecho? No, acaba de empezar.

Después del arbitraje, Heveline recibió un fallo favorable y nadie presentó una apelación en el período de 30 días posterior al fallo. Ahora, después de un retraso de siete años, Heveline asumirá el papel que le corresponde como jefa, un evento apoyado por CARE DRC.

Heveline ya conoce los desafíos que buscará abordar: “Nuestras carreteras son bastante malas y están en mal estado”, dijo. “El otro tema es la educación. Los niños no pueden proseguir sus estudios debido a los constantes conflictos. La inseguridad es un problema importante que afecta a los residentes de mi pueblo y deberá abordarse con urgencia. Las personas no pueden visitar sus fincas y, como resultado, no tienen acceso a los alimentos. Cuando veo eso siento mucho dolor”.

No contenta con seguir siendo una jefa excepcional, Heveline también hizo un llamado a las mujeres y las niñas para que se eduquen y se unan en el desarrollo de la comunidad. “A quienes sientan que se les han negado sus derechos, les pido que no tengan miedo sino que sean valientes para luchar por sus derechos”.