Una historia de angustia y esperanza en medio del coronavirus - CARE

Una historia de angustia y esperanza en medio del coronavirus

Todas las fotos: Vicente Gaibor y Santiago Arcos / CARE

Todas las fotos: Vicente Gaibor y Santiago Arcos / CARE

La asistencia financiera de CARE ayudó a estos ex propietarios de restaurantes en Ecuador a iniciar un nuevo negocio de alimentos y encontrar cierta estabilidad en un momento incierto.

Andy Abad y Alexandra Benavides, ambos de 36 años, han estado juntos durante cinco años. Viven en Guayaquil, Ecuador, una de las ciudades más afectadas por el coronavirus en América Latina. Las estimaciones oficiales cuentan 4,274 muertes en Ecuador al 24 de junio, pero informes de la New York Times y otros dicen que el número total de muertes podría ser hasta 15 veces mayor de lo informado.

La falta de trabajo por COVID-19 obligó a la pareja a dejar el departamento que compartían con los dos hijos de Alexandra y trasladarse a un lugar más pequeño en el centro de Guayaquil con la tía de Andy. Ahora los hijos de Alexandra se quedan con su abuela.

Andy (arriba a la izquierda, con rayas) y Alexandra (arriba a la derecha) están parados en el patio de la casa de la tía de Andy en Guayaquil. “Me estoy restringiendo de salir a la calle debido a mi diabetes. No puedo ir a trabajar ni comprar el pan de cada día ”, dice Andy.

“Mi mayor preocupación es que mis hijos se infecten, no los tengo aquí conmigo, están en Naranjal con mi mamá por la pandemia”, dice Alexandra. “Antes de tener una vida activa, salíamos a trabajar, mis hijos estudiaban y íbamos a comprar el pan de cada día, relajados, sin miedo a contagiarnos”.

Andy tiene diabetes, lo que aumenta el riesgo de contraer coronavirus. Como hombre transgénero, Andy es particularmente vulnerable durante la pandemia de COVID-19. A nivel mundial, las personas LGBTQ + experimentan con regularidad el estigma y la discriminación mientras buscan servicios de salud, lo que genera disparidades en el acceso, la calidad y la disponibilidad de la atención médica, según ACNUR.

“El mayor desafío es mantenerme en buen estado de salud y mantener el control de mi diabetes, porque todavía no me habían dado una cita con el médico para mi afección”, dice Andy. "Mi mayor preocupación es no poder ir a trabajar, tal vez enfermarme por mucho tiempo o infectarme".

Andy y Alexandra solían poseer y operar un restaurante juntos. En octubre de 2019 fue saqueada y nunca recuperaron lo robado, dejándolos con altas deudas y sin planes de futuro. En Guayaquil, Andy y Alexandra ganan algo de dinero vendiendo humitas, un platillo de pastel de maíz sudamericano, que les ayuda a pagar un poco sus gastos.

Las personas LGBTQ + enfrentan desafíos para acceder a oportunidades de trabajo y medios de vida, lo que las hace más propensas a estar desempleadas y vivir en la pobreza que la población en general, según el ACNUR.

Alexandra, Andy y su tía pudieron comenzar su negocio de humitas con el apoyo financiero de CARE.

Es parte de una respuesta más amplia de CARE en Ecuador para servir a las comunidades vulnerables, incluidas las trabajadoras del hogar, los refugiados venezolanos, las trabajadoras sexuales y la comunidad LGBTQ +.

Hasta el momento, CARE ha apoyado a 13,686 personas en situaciones similares a las de Alexandra y Andy y ha llegado a 820,000 personas a través de mensajes y redes sociales en Ecuador. CARE también está respondiendo con distribuciones de efectivo, kits de higiene, kits de alimentos, apoyo social, legal y psicosocial a través de líneas telefónicas directas; Prevención y apoyo a la violencia de género y apoyo psicosocial virtual a personas con COVID-19, así como atención a pacientes de COVID-19 que viven en cuarentena en Ecuador.

“Estoy agradecido por CARE porque este soporte es una luz al final del túnel”, dice Andy.