Mujeres y niñas en Afganistán esperan el retorno de la educación para todos - CARE

Mujeres y niñas en Afganistán esperan el retorno de la educación para todos

Las manos de Taalah dobladas en su regazo

Todas las fotos por Suzy Sainovski

Todas las fotos por Suzy Sainovski

En Afganistán, la mayoría de las escuelas cerraron cuando cambió el gobierno del país en agosto de 2021. Durante los meses siguientes, se abrieron gradualmente para los niños de todos los grados, pero las niñas mayores de sexto grado han estado en casa durante casi 10 meses.

Había planes de que las escuelas abrieran para todas las niñas de secundaria a principios del año nuevo persa en marzo de 2022, pero eso no se materializó.

Tanto en el gobierno anterior como en el actual, CARE ha brindado educación comunitaria y programas de aprendizaje acelerado, principalmente para niñas. CARE contrata a los maestros y las clases se dan en habitaciones de las casas de los maestros en las comunidades donde viven los estudiantes. El tamaño de las clases varía desde un puñado de estudiantes hasta 25.

Dicho esto, actualmente no se están ejecutando programas para niñas en edad de escuela secundaria.

Taalah estudia por su cuenta, la única opción disponible actualmente para ella.

Grandes sueños, perspectivas inciertas

“Vine a estas clases durante dos años”, dice Taalah,* de 14 años. “Me gustaba venir aquí por la calidad de la enseñanza y la amabilidad de mi profesora. Es mi deseo completar la clase hasta el final y luego unirme a la educación formal. Quiero ser médico cuando sea grande.

“Estoy realmente preocupada por mi futuro si no puedo continuar con mi educación”.

Aabah* es una de las maestras capacitadas y empleadas por CARE en el programa comunitario. “No quiero que las niñas tengan que depender de otras personas cuando crezcan”, dice ella. “Deberían poder obtener sus propios ingresos. El conocimiento es poder. Si tienen conocimiento, serán personas fuertes y ayudarán a otras personas; pueden reducir la miseria de los demás. Habría brillo en la comunidad”.

 

Aabah es maestra en el programa de aprendizaje acelerado/educación basada en la comunidad de CARE.

Un derecho básico para todos

¿Por qué la educación basada en la comunidad? Algunos niños viven lejos de las escuelas formales y puede que no sea seguro para ellos viajar largas distancias para asistir a clases. Este problema es especialmente pronunciado para las niñas, para quienes las calles concurridas y las áreas de mercado presentan peligros únicos.

“En algunas circunstancias excepcionales, los niños pueden unirse a las clases”, señala Arezoo, supervisora ​​del proyecto Leave No Girl Behind de CARE. “Había un niño con una discapacidad y no podía viajar a la escuela formal, así que se unió a una clase”.

CARE continúa presionando para que las oportunidades educativas se abran a todos, independientemente del género. “Todo ser humano debería disfrutar de los derechos básicos”, dice Arezoo. “La educación es un derecho básico para todos”.

“El primer paso para una comunidad exitosa es la educación”.

“Si una persona es educada, encuentra su propio camino en la vida. Saben lo bueno de lo malo. Si una mujer ha sido educada, puede guiar a sus hijos, y eso conduce a una sociedad mejor”.

Primer plano de un tablero con palabras y traducciones.

Para niñas como Taalah, que continúa estudiando en casa mientras espera que las escuelas vuelvan a abrir, la educación es un salvavidas o, al menos, un salvavidas potencial. “Estoy preocupada por la situación económica en Afganistán”, dice. “Mi padre murió y mi madre no trabaja. Uno de mis hermanos era un jornalero. Ahora no hay nadie que gane un ingreso en mi familia.

“Mi esperanza para las niñas en Afganistán es que puedan continuar su educación y que no tengan que depender de otros”.

* nombres cambiados