CARE estima que más de 600 millones de personas podrían perder una comida al día durante los próximos 6 meses - CARE

CARE estima que más de 600 millones de personas podrían perder una comida al día durante los próximos 6 meses

Basándose en un informe reciente de Gro Intelligence y CRU Group sobre los impactos del conflicto de Ucrania en el suministro mundial de fertilizantes, CARE estima que más de 620 millones de personas más en todo el mundo podrían perder una comida al día durante los próximos seis meses. En su informe, Gro Intelligence y CRU Group indicaron que la escasez mundial de fertilizantes y el consiguiente aumento de los precios conducirán a una pérdida total de 72 billones de calorías de alimentos producidos solo en 2022.

Según CARE, esa pérdida de calorías sería el equivalente a una comida perdida al día para decenas de millones de personas que ya enfrentan una inseguridad severa. En su análisis, CARE también encontró que, mientras que 288 millones de hombres podrían perder una comida al día, casi 332.8 millones de mujeres perderían una comida al día.

“A partir de septiembre de 2022, la crisis alimentaria mundial se había vuelto tan extrema que 205 millones de personas ya necesitan asistencia alimentaria humanitaria urgente solo para sobrevivir”, dijo Emily Janoch, directora sénior de liderazgo intelectual de CARE. “La crisis podría crecer en otros 620 millones de personas en los próximos seis meses si no hacemos nada, y sabemos que afectará más a las mujeres”.

Sin embargo, Janoch señaló que este escenario no es una conclusión inevitable. “Si actuamos rápido, podemos evitar que la crisis alimentaria empeore cuatro veces en los próximos seis meses. Eso solo es posible si hacemos inversiones inteligentes en el cultivo de alimentos, aumentando la resiliencia y la igualdad en los sistemas alimentarios”.

Para hacer esto, agregó Janoch, las acciones recomendadas por CARE incluyen:

  • Muévase rápido: asegúrese de que todas las inversiones de emergencia en seguridad alimentaria se implementen con rapidez, transparencia y flexibilidad.
  • Producir más alimentos ahora: todas las inversiones deben priorizar los esfuerzos de resiliencia junto con la asistencia alimentaria de emergencia tradicional, apoyando a los pequeños agricultores para que produzcan suficientes alimentos nutritivos para sus comunidades locales.
  • Invertir en la igualdad de género en el sistema alimentario. Las mujeres no solo comen lo último y lo último, sino que también cultivan lo último y lo último. Esto daña todo el sistema alimentario y reduce la producción de alimentos en todo el mundo. Invertir en la igualdad de género aumentará la producción de alimentos y reducirá el número de personas que enfrentan crisis alimentarias.
  • Invertir en el futuro: estas inversiones también deben incluir apoyo para prácticas agrícolas sostenibles que respalden comunidades saludables y sean menos dependientes de insumos químicos y cadenas de suministro globales.
  • Actuar en todos los sectores: ningún actor puede hacer frente a la increíble crisis que enfrentamos. Todos los actores, desde los gobiernos hasta las organizaciones multilaterales y las empresas del sector privado, deben invertir recursos para evitar esta crisis o arriesgarse a desencadenar la peor hambruna que hemos visto a nivel mundial.

El informe completo se puede encontrar aquí

Para más información, por favor contacte:

anisa husain
Responsable de prensa de CARE
Anisa.Husain@care.org