Un año después del desastre de Rana Plaza, CARE honra a las víctimas - CARE

En el primer aniversario del desastre de Rana Plaza en Bangladesh, CARE honra a las víctimas

En el primer aniversario del colapso de la fábrica de ropa Rana Plaza que mató a 1,135 personas e hirió a 2,500 más en Bangladesh, la organización de lucha contra la pobreza CARE se solidariza con las víctimas, sus familias y los trabajadores de las fábricas de ropa en Bangladesh. Hoy debemos recordar no solo a los que perecieron, sino también las deplorables condiciones que los llevaron a la muerte. Se pidió a los trabajadores que regresaran a un edificio con fallas estructurales conocidas, incluso después de que otras empresas habían sido evacuadas. Igualmente preocupante es que un año después las víctimas aún no han recibido una indemnización adecuada. Muchas familias perdieron su única fuente de ingresos y las hundieron aún más en la pobreza.

Hoy también se trata de asegurar que una tragedia como Rana Plaza nunca vuelva a suceder. Por su parte, CARE se compromete a seguir utilizando su experiencia e influencia para promover los derechos y el empoderamiento de los trabajadores de la confección en Bangladesh, la inmensa mayoría de los cuales son mujeres. Nuestra experiencia ha demostrado que capacitar a las mujeres en sus derechos y habilidades, como la educación financiera, mejora su capacidad para negociar mejoras en la seguridad y los salarios. La experiencia de estas trabajadoras de fábricas de ropa será la guía de CARE mientras trabajamos con organizaciones como la Alianza para la Seguridad del Trabajador de Bangladesh y la Iniciativa de Comercio Ético.

CARE también hace un llamado a otros actores (minoristas, propietarios de fábricas, organizaciones no gubernamentales, sindicatos y el gobierno de Bangladesh) para que cumplan sus propios compromisos de mejorar las condiciones generales de trabajo y la seguridad de las fábricas. Ha habido avances durante el año pasado, pero no lo suficiente. Sin un seguimiento completo, estos compromisos no son mejores que los cimientos fatalmente defectuosos del edificio Rana Plaza.

etiquetado