Terremoto de Haití: La participación de mujeres y niñas es crucial para una respuesta humanitaria eficaz - CARE

Terremoto de Haití: La participación de mujeres y niñas es fundamental para una respuesta humanitaria eficaz

Tres mujeres están juntas en Haití.

IMPORTA

IMPORTA

Puerto Príncipe, Haití, 13 de septiembre de 2021 - Tras el terremoto de 7.2 que afectó a Haití el 14 de agosto, ONU Mujeres Haití y CARE International, en asociación con el Ministerio de Asuntos de la Mujer y Derechos de la Mujer, la Dirección General de Protección Civil y el Equipo Especial de Género del Equipo Humanitario de País, desarrollaron una Análisis de género que tiene como objetivo proporcionar a los actores humanitarios recomendaciones para abordar las necesidades de las mujeres y las niñas a fin de garantizar que sus derechos y necesidades estén en el centro de los esfuerzos de recuperación y reconstrucción.

Los primeros hallazgos del Análisis Rápido de Género, presentado hoy a múltiples partes interesadas, informaron sobre los impactos específicos del terremoto en la vida de las personas según el sexo, la edad y otras condiciones de vulnerabilidad.

LEER RESUMEN EJECUTIVO

El informe acredita la falta de agua potable como uno de los impactos más críticos sobre las mujeres. Después del terremoto, el 60% de las comunidades de los tres departamentos de Sud, Grand'Anse y Nippes quedaron sin acceso a este servicio en el suroeste de Haití. Al estar en su mayor parte a cargo tradicionalmente del cuidado de la familia, las mujeres parecen verse particularmente afectadas por la escasez de agua. Además, los hallazgos sugieren que aproximadamente más del 40% de las mujeres son jefas de hogar, y no poder compartir estas tareas empeora aún más su situación.

La inseguridad alimentaria es otra cuestión que plantea el informe como una de las necesidades urgentes que debe abordarse. Antes del terremoto, el 46% de la población tenía necesidades alimentarias insatisfechas, de las cuales la situación de niños, adolescentes y embarazadas era preocupante. A medida que el terremoto exacerbó las vulnerabilidades preexistentes, esta situación ha empeorado aún más. Los entrevistados afirmaron que no recibieron suficiente apoyo. Los más vulnerables, los niños, los ancianos, los enfermos y las personas con discapacidad parecen tener dificultades para acceder a los alimentos que se distribuyen.

Según el informe, el 53.6% de las mujeres y el 46% de los hombres ya han tenido dificultades para acceder a los servicios de salud debido a la actual crisis sanitaria; la falta de vivienda y refugio es percibida por el 83% de los encuestados como un factor de inseguridad y mayor riesgo de violencia; El 79% de la población percibe que las mujeres participan en gran parte del proceso de respuesta, pero el 22% nota que su presencia en la toma de decisiones es más débil.

“Con base en esta evaluación, estamos pidiendo una respuesta más inclusiva que cree un espacio para las mujeres, los niños, las personas con discapacidades y otras poblaciones vulnerables”, dijo Muhamed Bizimana, Subdirector de País de CARE Haití. "Sin su participación directa, la recuperación corre el riesgo de dejarlos atrás".

“Necesitamos asegurarnos de que los derechos de las mujeres y las niñas se tomen en consideración en todos los niveles de la respuesta y garantizar su participación y liderazgo en la estrategia de recuperación. Para ello, nos basamos en los datos, que nos permiten identificar y priorizar las necesidades de quienes se encuentran en las situaciones más vulnerables ”, dijo Maria Noel Vaeza, Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe.

El Análisis Rápido de Género sugiere, con base en los datos obtenidos, la necesidad de asegurar que las operaciones de censo y distribución se planifiquen y realicen de manera participativa en colaboración con líderes comunitarios hombres y mujeres; fortalecer la capacidad de las mujeres para la participación responsable y el liderazgo en situaciones de emergencia; crear mecanismos de consulta de la sociedad civil y canales de participación comunitaria significativos; crear, como parte de la respuesta rápida, las condiciones de seguridad para prevenir los riesgos de violencia y abuso sexual contra mujeres, niñas, niños y la comunidad LGBTQIA +; y fortalecer la participación inclusiva de las mujeres en los órganos de toma de decisiones sobre la respuesta.

-

El trabajo de ONU Mujeres en Haití se lleva a cabo en asociación con el Gobierno de Haití, la sociedad civil y los actores de la ONU. Las asociaciones con el Gobierno de Haití incluyen el Ministerio de Asuntos de la Mujer, la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio del Medio Ambiente y el Departamento Nacional de Correcciones. ONU Mujeres trabaja en cooperación con CARE International, OCHA, UNICEF, UNFPA, PNUD, OMS, OIM, PMA y FAO. Las asociaciones con la sociedad civil incluirán redes de mujeres basadas en la comunidad, defensores de la igualdad de género a nivel nacional y local y organizaciones sociales.

CARE inició operaciones en Haití en 1954 con intervenciones de respuesta de emergencia. Desde entonces, CARE ha aumentado continuamente sus capacidades de programación en el espectro humanitario, de recuperación y de desarrollo a largo plazo. A lo largo de los años, CARE Haití ha ganado experiencia, conocimiento local y capacidades operativas para entregar y cambiar la programación entre la respuesta a emergencias, la recuperación y la programación de desarrollo a largo plazo, a medida que cambia el contexto del país. Por ejemplo, CARE fue una de las primeras organizaciones en participar en varios aspectos de la respuesta COVID-19.

 

Para consultas de medios, comuníquese con:

José Baig (jose.baig@unwomen.org)

Asesora Senior de Comunicaciones, Oficina Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe

Laura Louis (laura.louis@unwomen.org)

Especialista en Comunicaciones, Oficina de ONU Mujeres en Haití

Rachel Kent (rachel.kent@care.org)

Responsable de prensa superior, CARE USA